La botiga de la salut

desde 1989
con la ilusión de compartir contigo
lo que sabemos acerca de la salud

MONTSE PORTA

La pasión de aprender, la vocación de compartir

Con la misma pasión que  Mª Montserrat Plasa Rosell escucha hoy a los pacientes que acuden a su consulta, debió de escuchar la bienvenida con la que fue recibida en 1985 en Manantial de Salud.

 

Aquel local de la calle Mercaders de Barcelona fue la célebre herboristería del doctor José Ferran Comas, y la fuente de donde tanto aprendió aquella joven bromatóloga repleta de energía y pasión por aprender.Inmersa en la primera oleada de profesionales que asumen un nuevo punto de vista sobre la salud y el bienestar (como los doctores en Medicina Natural Eduardo Alfonso, Vander o Honorio Gimeno) Montserrat obtiene el título en Naturopatia consciente de que quiere y puede iniciar su propio recorrido profesional y vital.

 

Cup of camomile tea with dried camomile flowers.

En 1989 regresa a El Vendrell para poner en marcha La Botiga de la Salut. Un instrumento al fin y al cabo para canalizar su vocación: seguir aprendiendo y compartiendo todo lo que descubre en su apasionante camino. El herbolario de la calle Alt, su inconfundible imagen acogedora y familiar, su mostrador, cada uno de sus rincones son fruto de esa pasión y compromiso por la salud de Mª Montserrat Plasa Rosell.

 

Y a lo largo de todos estos años de camino muchos hitos que le han ido iluminando y alimentando ese impresionante bagaje; sobre todo su amistad con el doctor José Ferran Comas -con el que compartió consulta en Barcelona- el hecho de haber sido pionera en la prescripción de las hoy célebres terapias con esencias florales (Flores de Bach), su viaje en 1999 y estancia en la India donde conoce y se empapa del Ayúrveda, el legendario sistema de medicina tradicional originado en India, el encuentro con el doctor Claude Lagarde creador del concepto y estudioso de la nutrición celular activa (nutrición ortomolecular), su amistad con el profesor Felipe Hernández, director técnico de los Laboratorios Nutergia….

 

Lo que hoy vemos al entrar en la Botiga, lo que escuchamos de cualquiera de los profesionales que allí trabajan, su dedicación y buen hacer proviene de ese apasionante viaje por la curiosidad, la energía y el compromiso con la salud y el bienestar.

 

–En las cosas sencillas viven los mejores resultados– suele decir Montserrat, y quizás esa haya sido la clave de que esa pasión por aprender, esa vocación por compartir siga hoy tan vigente como aquel día de 1985.

 

Mañana, el mañana de mañana, la puerta de La Botiga de la Salut volverá a abrirse para dar paso, como ayer, como siempre, a la pasión de aprender, a la vocación de compartir.

 

IMG_0033